queismo y dequeismo

El adecuado uso del lenguaje y sus normas en ocasiones es ignorado por  algunas personas o pasa desapercibido. Son habituales los errores  relacionados con la sustitución u omisión de algunas palabras. Es un error  en el que incurre una mayor parte de la población que habla un mismo idioma.  Por ello, al ser mayoría no se identifica ni se corrige.  

Este es el caso de dos fenómenos lingüísticos conocidos como queísmo y  dequeísmo. En el idioma español hay varias normas que indican cuál es el uso  correcto de las preposiciones y conjunciones. Sin embargo, cuando no se  conocen se comenten este tipo de errores.  

A continuación explicamos que son los términos queísmo y dequeísmo.  Aclaramos a que hacen referencia, también enumeramos y describimos cada  una de las reglas que deben seguirse para evitar cometer estos errores al  hablar o escribir.  

¿Qué es dequeísmo? 

Dequeísmo es un término empleado para hacer referencia al uso incorrecto de la  preposición “de”. El error consistes en ubicarla delante de la conjunción “que”.  

¿Qué es queísmo? 

Queísmo es un término que describe al acto de suprimir la preposición “de”, la  cual se ubica delante de la conjunción “que”. Este es un error común cuando el  uso de una preposición no viene exigido por el verbo, o también por otra  palabra que también sea parte del enunciado.  

Normas y reglas a seguir para evitar el queísmo y  dequeísmo. 

A continuación explicamos cuáles son las normas y consejos que sirven de ayuda  para evitar cometer ambos errores. Comprenderás cuáles son las faltas más  comunes. Son los siguientes:  

Ningún sujeto lleva preposición en las oraciones sustantivas 

Ejemplo: Es probable que termine hoy  

¿Qué es probable?  

“Que termine hoy”. Es el sujeto de la oración.  

Por lo tanto, en este caso no se debe usar “de”, se puede sustituir al  sujeto por “eso”.  

Es incorrecto decir: Es probable de que termine hoy. 

Los complementos directos no llevan preposición en las oraciones  sustantivas 

Ejemplo: Me dijeron que siguiera esperando  

¿Qué te dijeron? 

“Que siguiera esperando”. Es el sujeto de la oración.  

Por lo tanto, en este caso no se debe usar “de”, se puede sustituir al  sujeto por “eso”.  

Es incorrecto decir: Me dijeron de que siguiera esperando.  

Los complementos de régimen no llevan preposición en las  oraciones sustantivas 

El complemento de régimen hace la función de complemento del verbo cuando  es introducido por una preposición. Puede ser implícito o explicito, sin su  presencia es muy probable que la oración cambie su significado.  

Ejemplo: Pienso en que es posible ser feliz.  

Es incorrecto decir: Pienso de que es posible ser feliz.  

Los verbos pronominales cuando se construyen con un  complemento de régimen  

Se construyen con un pronombre y el significado depende de la preposición.  

Ejemplo: Me alegra de que estuviera bien.  

Es incorrecto decir: Me alegra que estuviera bien. 

Los verbos no pronominales cuando se construyen con un  complemento de régimen  

No se construyen con un pronombre y tampoco dependen de una preposición.  Ejemplo: Me olvide de que vendría hoy.  

Construcción de los verbos 

Los verbos pueden construirse para advertir sobre algo advertir algo  directamente. Considerando este factor el sentido de una oración cambia y se  usa “de que” o “que”.  

Una buena técnica que sirve para diferenciar cuando se debe hacer un uso  adecuado de ello es tratando de sustituir el “que” por “eso”. 

Ejemplo: Se dio cuenta de que llegó / Se dio cuenta de eso.  

Es incorrecto decir: Se dio cuenta que llegó / Se dio cuenta eso. 

Otra técnica que sirve de mucha ayuda consiste en transformar el enunciado  en uno interrogativo. Es decir, tratar de encontrarle sentido o coherencia. Si al 

formular la pregunta tiene sentido utilizar la preposición “de”, por consiguiente  la oración original también debe hacer uso de ella.  

Ejemplo: ¿De qué se enteró? Se enteró de que no podría graduarse