Textos informativos

La finalidad de los textos informativos es permitir que el lector conozca información que de otra manera no podría acceder. Significa que son producciones que incluyen datos acerca de sucesos pasados y actuales. Pueden tratar acerca de temas y situaciones planteadas desde diversos puntos de vista. 

A diferencia de otras tipologías de textos, en este caso se permite que algunas opiniones y suposiciones puedan ser parte de la trama. Son textos muy comunes en periódicos, y enciclopedias y entrevistas. El lenguaje allí empleado busca que el lector pueda comprender de una manera breve pero explicitada sin crear confusiones. 

La información es facilitada de una manera objetiva en lo posible, en este caso se brinda información al explicar dicha situación de una manera detallada. Se diferencian en este aspecto de los textos expositivos.

Es importante aclarar que solamente se trata temas o situaciones que han ocurrido en realidad. Las descripciones deben a alejarse en lo posible de opiniones, emociones y puntos de vista. Solamente es aceptable en caso de ser necesario. Se pretende ser objetivo dado que la intención es informar. 

¿Qué es un texto informativo? Características principales

Los textos informativos son redacciones que emplean un lenguaje descriptivo. Son creados con la finalidad de facilitar información al lector, la misma no podría ser difundida de otra manera. Se ofrecen datos, exposición de hechos, descripciones y detalles que en conjunto ayudan a comprender ciertos eventos. 

Al informar se transmite un conocimiento que ya ha sido investigado y cuenta con suficiente respaldo. Estos textos pueden reconocerse por la puntualidad, objetividad, concisión y brevedad con la cual plantean los hechos. 

De no ser necesario en lo posible se evita involucrar opiniones, percepciones, hipótesis o suposiciones personales. El autor desea alejarse de estas formas para ayudar a que el lector pueda elaborar sus propias conclusiones y opiniones. 

No se trata de la reconstrucción de un relato escuchado de terceros. Se trata de textos informativos que han sido elaborados incluyendo información que ha sido constatada de primera mano. Lo más común es crear temas que han ocurrido en realidad, no se tratan temas ficticios. 

Estas son sus características más relevantes: 

  • Son textos que tienen un propósito. El más importante es el de informar, en segundo plano queda la necesidad de difundir o compartir contenido de interés social. Son hechos y descripciones de los cuales deben tener conocimiento varias personas. 
  • Se evita incluir opiniones, argumentaciones o estrategias de convencimiento. El autor no trata de influir en la mentalidad del lector. Al contrario, la postura personal no es relevante en este caso. 
  • Se evita hacer uso de un lenguaje técnico. Al contrario, se utiliza un lenguaje más cercano a los divulgativo y descriptivo. Se hace mención de datos e información que debe ser claramente entendida. El autor trata de que el lector pueda comprender y apropiarse del contenido allí expuesto. 
  • Se puede hacer uso de las estrategias retóricas. Se trata de la exposición de los hechos de una manera objetiva. El principal objetivo es facilitar la comprensión de quien lea dicho documento. 
  • Se pueden tratar temas del pasado o que están transcurriendo en el presente. Suelen ser temas de interés social y por ello se incluyen en periódicos y en revistas, de esta manera se facilita su difusión.

Tipos de texto informativo

Estos textos se clasifican en dos categorías, las cuales identifican tomando en cuenta el tipo de lenguaje empleado para su elaboración. Son los siguientes: 

Los textos informativos divulgativos

Estos documentos se elaboran con un lenguaje que resulta ser más accesible para la mayoría de los usuarios. Significa que el lector no necesariamente debe tener una preparación o estudios previos para poder entender. Ejemplos de este tipo son los reportajes de prensa y las notas o reportajes realizados en relación con películas o series. 

Los textos informativos especializados

Son documentos que responden a las necesidades de un lector más específico. Se enfoca en cumplir las expectativas de lectores que poseen mayor cantidad de información y estudios. Es un público que trata de amplificar dicha información añadiendo nuevos datos. Es por ello que se maneja un lenguaje más técnico y académico. Ejemplos de este tipo son las tesis de grado del nivel universitario. 

Estructura y partes de los textos texto informativo

Estos textos se reconocen por su estructura, la misma está constituida a partir de una serie de partes que se distribuyen en un orden y en específico. Tienden a seguir un patrón sencillo y convencional. Así es su estructura: 

  • La introducción o prefacio. Es la sección inicial del texto donde se le presenta al lector de una manera breve la información básica del tema a tratar. Es la manera en la cual se le ayuda a lectura a adentrarse en el tema en cuestión. Se pueden aclarar algunos términos y también se explica la finalidad de dicho documento. Se está dando la oportunidad de conocer información que el lector hasta ese momento no conoce. 
  • El desarrollo del contenido. Es la sección intermedia de la estructura del documento. Allí se añade toda la información que ya ha sido investigada y cuenta con respaldo suficiente para incluirse. Se ordena de una manera clara y precisa, esto es vital para evitar que haya confusión en las ideas y los datos. La organización es clave para que los hechos puedan comprenderse. 
  • El cierre o conclusión. Es la sección final en donde se plantean resultados o soluciones definitivas. Suelen brindar un resumen acerca de los aspectos más relevantes del tema que se trató anteriormente. Se hace mención de las consideraciones finales que sirven de conexión o iniciativa para en un futuro seguir ampliando el mismo tema. 

En la parte final se plantean ideas secundarias que tienen por finalidad reforzar el tema principal. Es importante que esta estructura se mantenga coherente y evitar el uso de recursos lingüísticos tales como los refranes y las metáforas. Las dobles interpretaciones evitan que el lector pueda entender el contenido. 

Puede hacer uso de referencia solo de fuentes bibliográficas por ejemplo. Cuidar el lenguaje y hacer una revisión exhaustiva de toda la terminología que se va a emplear. Un adecuado uso de los signos de puntuación y de los conectores también facilita la lectura. 

Ejemplos cortos de texto informativo

Como se dijo anteriormente, los textos informativos se dividen en dos categorías, textos periodísticos y los textos científicos. Ambos tipos pueden a su vez subdividirse en otras categorías dependiendo de su uso y de la información que será incluida. Son los siguientes: 

Las noticias o artículos periodísticos

Se trata de documentos que describen acontecimientos recientes o del pasado. El autor desea que el público a nivel general tenga conocimiento de estos hechos. Pueden ser de interés social, histórico, político, económico e inclusive científico. 

Allí se hace referencia de cada uno de los detalles que en conjunto permiten comprender cuál es la noticia. El autor deberá tratar de ser fiel a los hechos tal como sucedieron en realidad. Redactar este documento mantiene un lenguaje objetivo, se busca a los testigos que estuvieron allí presentes y se entrevistan. 

La única manera la cual este documento será tomado en cuenta es si permite ser analizado y constatar su información. El autor nunca debe falsear estos datos, poco debe incluir opiniones o percepciones subjetivas. La finalidad no es la de manipular la opinión pública, en cambio es un documento que certifica que ha ocurrido. 

Los informes informativos

Tienen por finalidad la de divulgar información de una manera rápida y breve. Es un formato muy popular en disciplinas científicas e investigativas. Suelen utilizarse en las empresas que se relacionan con este tipo de actividades, facilita que todos los trabajadores puedan compartir e intercambiar información importante. 

Al tratarse de un texto de tipo divulgativo, no tiene por finalidad persuadir al lector. Se pueden incluir algunas recomendaciones, pasos que servirán de guía y consejos que pueden servir a otras personas. No necesariamente tiene una estructura definida, pero sí mantiene un orden específico que ayuda a comprender la temática. 

Cartas formales

En diversos sectores de la sociedad, específicamente en empresas e instituciones gubernamentales, se emplea el uso de estas cartas que tienen por finalidad transmitir información que solo concierne al receptor. 

Suelen emplearse para usos oficiales, significa que no son de uso personal. Además, el destinatario y el receptor tampoco tienen una relación de amistad o familiar. Se redactan con la finalidad de que una autoridad o jefe sea informado de algo que ha ocurrido recientemente y es importante que tome medidas al respecto. 

Memorándum o memorando

Es similar a una carta formal, pero es menos breve y menos formal. Se emplea también en organizaciones y en empresas para compartir información de manera rápida y sintética. Si bien no se utilizan un lenguaje formal y si se precisa del cumplimiento de aspectos protocolarios, ello se debe a que receptor y destinatarios no necesariamente mantienen una conexión personal cercana.