cómo redactar un buen titular

Al momento de estar creando un nuevo documento o artículo es esencial saber cómo seleccionar las palabras que van a integrar el titular. El propósito de un titular básicamente consiste en conseguir captar la atención del lector con unas pocas palabras. Mediante una simple frase se debe lograr transmitir el contenido y propósito de la redacción que acompaña dicho titular. 

El titular es uno de los elementos que tienen mayor relevancia para los periodistas. No es tan fácil crear una frase que pueda atraer la atención, así como a su vez lograr informar, impactar y sintetizar de una manera ingeniosa y emocionante el tema del que se compone el artículo que acompaña dicho titular. 

La creación de un artículo sin dudas es una tarea compleja debido a la gran cantidad de investigación y por consiguiente trabajo de redacción. Pero algo que muchos subestiman es el largo proceso que implica decidir cómo formular el titular de un artículo; constituye uno de los trabajos más difíciles. 

En el campo del periodismo se considera que es uno de los trabajos más delicados para hacer debido a que la elección del titular puede generar una reacción del  público positiva o negativa.  A continuación se explicará cómo es el proceso de redacción de un buen titular, se detallan cada una de sus partes y además se incluyen algunos consejos y técnicas. 

¿Qué es un titular? 

La función de un titular es la de atraer al lector, a su vez que sintetiza en pocas palabras cuales es la información más relevante. De esta manera mediante una frase que consta de pocas palabras, se logra expresar la idea principal que se desea transmitir en relación con el contenido del artículo al que acompaña. Su utilización es especialmente relevante en los medios impresos y en los medios digitales cuyo propósito es la de informar. 

En un principio cuando los medios informativos impresos, era necesario lograr cuadrar en un espacio reducido frases cortas que lograrán atraer la atención. De esta manera empezó a ganar popularidad que en las portadas de dichas publicaciones se mostrará en letras considerablemente más grandes titulares con las noticias más importantes del día. 

Sin dudas de nada sirve lograr escribir un artículo completo y bien redactado si este se acompaña de un titular que no le hace justicia. Es importante recordar que el lector decide leer el contenido de un artículo de acuerdo a su reacción al titular del mismo. Estadísticamente se ha demostrado que la mayoría de las personas se siente influida por cómo se redactan los titulares antes de continuar. 

cómo redactar un buen titular

Características de un titular 

En la actualidad la creación de un titular puede ser con fines periodísticos, aunque también es importante para quienes se encargan de redactar contenido para blogs y páginas web. Hay una serie de características que se deben de cumplir para que se considere que está bien redactado un titular. A continuación se mencionan cuáles son las características principales de un buen titular: 

  • La brevedad de un artículo es su principal característica. 

Por lo general un titular se compone de un promedio de 13 palabras unidas en una misma oración. Esta frase inicia generalmente con el uso de un artículo, sin embargo no tienen una estructura fija. Hay casos en donde los titulares simplemente pueden estar compuestos por dos palabras los cuales son casos muy concretos. Lo más recomendable es mantener un uso promedio entre 6 a 10 palabras

  • Un titular no debe de generar dudas. 

Otra característica es la forma concreta con la cual se informa al lector. Se debe emplear un estilo directo, describiendo la idea principal sin adornos.  Este es un recurso fácilmente entendible al observar los títulos de libros, películas y en algunas de las noticias más importantes. 

  • En ocasiones se suelen utilizar rimas para hacer que dicho titular sea más fácil de recordar. 

Dependiendo del caso, posiblemente se busque no sólo atraer la atención, sino también que las personas memoricen dicho titular como sucede en el mundo del marketing y la moda

  • El titular debe de ser asequible para que cualquier lector pueda entender la información allí mostrada. 

Dicho en otras palabras, no se recomienda utilizar palabras muy complejas. Tomando en consideración que no todas las personas poseen un mismo manejo del lenguaje. Esta característica es especialmente relevante cuando el titular acompaña un artículo con información especializada en economía, política, ciencia, tecnología y otras más. 

  • Los titulares siempre deben de respetar las normas sintácticas y gramaticales del idioma. 

Por ejemplo se considera que es un error suprimir los artículos en los titulares. Además, suelen escribirse en tercera persona y pueden incluir cifras o datos como fechas. 

  • Generalmente se recomienda utilizar el tiempo verbal presente en la redacción de los titulares. 

Cuando se elige verbos es importante recordar que estos deben de transmitir ideas de una manera concreta. Hay que prestar especial atención en cómo se conjugan para no confundir al lector

  • En la mayoría de los casos los titulares realizan afirmaciones concretas.

No es recomendable que un artículo esté formulando una interrogante o en caso contrario este haciendo una negación. Los titulares tienen como objetivo informar de un hecho concreto que ha sido corroborado. 

  • Los titulares no suelen acompañarse de sumarios y tampoco de antetítulos. 

Sin embargo, el uso de estos recursos ha ido en aumento. El lector no debe de darle poca relevancia al título, ya que se considera que es importante al igual que otros elementos de una noticia

  • El titular debe de ajustarse al contenido del artículo que acompaña.

El lector espera que el título se ajusta a la información y características que tiene el artículo, informando acerca de su contenido es cierto. Esta expectativa no debe de ser defraudada. 

La responsabilidad de crear un titular se asocia con poder causar una buena impresión en el lector. Por ello en función de la selección del tipo de audiencia u público objetivo, la redacción de un titular también deberá enfocarse en el público al cual se dirige. La selección de las palabras debe ajustarse a las características de dicho grupo de personas

Estimular la curiosidad del lector no es una tarea tan sencilla. Es una combinación entre informar así como también lograr emocionar, por ello se recomienda hacer una redacción directa y natural para que sea fácil de leer. Es fundamental ajustarse al lenguaje que maneja la audiencia al que se dirige. 

cómo redactar un buen titular

¿Qué técnicas se emplean para la redacción de un buen titular?

En términos generales el éxito de un artículo radica en la creatividad y la manera en la cual ha sido formulada la frase que compone el artículo. El redactor debe ser lo más ingenioso en el uso de las palabras y a su vez crear un resultado atractivo para el público. 

Teniendo en consideración que diariamente aparece nuevo contenido en los medios de la prensa, hay una gran cantidad de notas en estos espacios que resulta importante elegir un título que logre destacar entre los demás

Al momento de redactar un título es importante incluir en él una formulación de las palabras que sirva de “gancho” al lector. Si no es lo suficientemente interesante para la audiencia rápidamente lo ignora. Debe mantener la coherencia en el discurso y que no sea demasiado enrevesado, así como tampoco demasiado comercial. 

El primer paso para la redacción de un buen artículo consiste en resumir y seleccionar del artículo la información más importante y objetiva. En ocasiones, es posible encontrar el titular dentro de uno de los párrafos de un artículo después de seleccionar algunas frases que describen las ideas principales

Es importante recordar que los titulares siempre deben estar escritos en tercera persona. Por lo general se recomienda mantener una estructura en la que el primer elemento que aparece en la oración es el sujeto, seguido del verbo y por consiguiente del predicado. De esta manera se facilita el trabajo de redacción de dicho titular. Se garantiza que será más fácil de entender. La utilización de oraciones subordinadas complica el proceso de comprensión. 

En ocasiones funciona añadir a los titulares datos que se encuentran dentro del contenido de un artículo. Estos datos pueden ser cifras concretas o porcentajes en aquellos casos donde los titulares se están realizando para notas de prensa de economía. Cualquier información que tenga relevancia y que se relacione con un valor numérico puede ser utilizada como es el caso de las estadísticas. 

En ocasiones los titulares se acompañan de subtítulos o antetítulos. Este es un recurso que no siempre es recomendable, sin embargo se observa cada vez más su uso, ya que complementa la idea principal mostrando cifras y datos que también son importantes. Generalmente un titular está constituido por una sola línea, pero esta no es una regla que deba seguirse estrictamente. 

En ocasiones puede ser complicado lograr resolver una idea compleja con la utilización de pocas palabras. El truco se encuentra en la selección de un verbo que ayude a transformar el significado de la oración. Esto es particularmente importante en el caso de aquellos titulares de noticias de deportes. 

Cuando se trata de redes sociales y motores de búsqueda, la redacción de un texto se vuelve especialmente importante. La selección de palabras que sea muy obvias y que fácilmente sean relacionadas con la noticia que acompañaba al titular es la clave. Recordemos que los motores de búsqueda posicionan en sus listas las noticias de acuerdo a las palabras principales de las que se compone un artículo. Para la redacción de un titular se puede utilizar las técnicas aplicadas en SEO. Especialistas en este tema saben que la formulación de oraciones en los titulares pasa por un proceso delicado de selección de las palabras. La combinación de creatividad y la experiencia en saber investigar cuáles son las palabras más buscadas en los buscadores; puede dar como resultado que dicho titular pueda ser encontrado más fácilmente.