verbos transitivos e intransitivos

En español se utilizan dos tipos de verbos que suelen ser confundidos entre sí.  Estos son los verbos transitivos y los verbos intransitivos, mismos que tienen  usos y características diferentes. 

A continuación explicamos cómo deben  usarse correctamente.  

Los verbos intransitivos 

Son verbos que no requieren de más información, es decir, que con su uso se brinda información precisa y zanjada. Estos verbos no necesitan de un  complemento directo para que una oración tenga pleno sentido.  

Los verbos intransitivos son los siguientes: 

huir, pensar, razonar, nadar,  amanecer, andar, anochecer, bajar, caer, caminar, correr, disgustar, entrar,  entristecer, escampar, estar, estornudar, gritar, gustar, importar, impresionar,  interesar, ir, jadear, ladrar, llorar, llover, marchar, molestar, morir, nevar,  parecer, partir, permanecer, preocupar, quedar, regresar, reír, rugir, salir, salir,  saltar, ser, subir, toser, venir, vivir y volver.  

Un ejemplo:  

El bebé duerme en la cuna.  

Es una oración con verbo intransitivo, pues no requiere de complemento para  tener sentido. Si se quita el complemento “en la cuna”, la expresión quedaría  como “El bebé duerme” y seguirá teniendo sentido. 

En ocasiones se presentan casos donde el verbo puede tener sentido transitivo  o intransitivo, lo que contribuye a su confusión. Veamos el siguiente ejemplo:  

Mi hermana lee 

El verbo “leer” es intransitivo porque la oración tiene sentido, se refiere al hecho  de que habitualmente lee.  

Mi hermana lee novelas de Jane Austen 

Este es un verbo con valor transitivo, pues dice qué es lo que lee. Así, un  mismo verbo podrá tener valor transitivo o intransitivo, lo cual dependerá del  contexto. 

Los verbos transitivos 

Son verbos que necesitan y dependen de información adicional. Significa que  deben acompañarse de una aclaratoria o idea que le aporte sentido a lo que se trata de decir. Por ello, siempre va acompañado de un complemento directo de  la oración.  

Estos son algunos verbos transitivos: 

adivinar, desarrollar, ganar, amar,  disimular, impedir, apagar, dividir, iniciar, asustar, donar, lavar, borrar, efectuar,  levantar, cambiar, elaborar, llamar, cancelar, eliminar, mover, dañar, evitar,  necesitar, decir, filmar, prestar, depositar, fomentar y robar.  

Se utilizan para hacer referencia a acciones que requieren tanto de un sujeto y  también de un complemento directo. A continuación un ejemplo:  

Marta ha comprado unos zapatos 

∙ Marta es un sujeto activo.  

∙ Ha comprado es un verbo transitivo  

∙ Unos zapatos es aquello sobre lo cual se ejerce la acción, es decir, es el complemento directo.  

Esta oración se podría decir en voz pasiva, sin embargo tendría la misma  estructura de sujeto y complemento directo como en el siguiente ejemplo:  

Unos zapatos han sido comprados por María 

La información complementaria es un elemento imprescindible para las  oraciones formadas a partir de verbos transitivos. Verbos de este tipo son:  buscar, tener, comprar, hacer, gustar, superar, hablar y otros más.  

Gramaticalmente este tipo de verbos tienen transitividad, están orientados  hacia una información determinada. Por ello, no tendría sentido decir “yo tengo”  sin especificar qué es lo que se tiene.